Recomendación

Un ciberamigo, un ciberorgasmo y una posible realidad. PARTE 1

Un ciber amigo, un ciberorgasmo y una posible realidad. Parte 1 Tiendo a pasar parte de mi día a día en internet por cuestione...

viernes, 5 de febrero de 2016

No sólo es amor, es sentimiento

No sólo es amor, es sentimiento


No sólo es el deseo, la pasión ni el amor que nos une, es mas bien la sensación de plenitud, sentimiento, comprensión, confianza... lo que nos lleva a convivir cada día desde que nos conocimos.

El placer que me otorgas, las caricias, los besos, sentir tus manos y tu cuerpo sobre el mío de una manera íntima, no siempre es suficiente. A veces tengo que sentir tus labios bebiendo mis lágrimas. Tus manos apartando mi pelo de la cara cuando me pides que te mire. Tus piernas enrolladas en las mías cuando estamos en la cama, entre sábanas deshechas que se caen por los lados. Tu respiración en mi boca mientras nos movemos al mismo compás del placer y el deseo, esos gemidos ahogados que tus labios me secuestran sólo para ti.

El despertarme cada mañana y ver que sigues ahí. Sentir la presión en mi cuerpo cuando empiezo a abrir los ojos y veo tus brazos rodeándome y pegándome a ti.

Es mucho mas que todo eso. Es el sentimiento de saber que te tengo ahí, que estás conmigo, que me abrazas, me acunas, me proteges por las noches entre la fría oscuridad. La tranquilidad de saber que combates mi miedo para que no me aterre y salga huyendo. Que me mimas, me apoyas, me quieres... que soy tu frágil muñeca que en tus manos no se rompe.

Me encuentro sentada en el balcón, donde se empieza a perder los últimos rayos de luz del día. El aire frío hace ondear mi camisón y me voy a quedar helada. Entro a nuestra habitación y me meto en la cama, esperando que vuelvas tarde, como llevas haciendo la última semana. El trabajo te supera, lo sé, y también se que me echas en falta. Tus llamadas a cada pocas horas me dejan claro que no dejas de pensar en mi y eso me llena de orgullo.

Me abrazo a la almohada a esperar que vuelvas, el aroma de tu piel y tu perfume impregnado en ella hace que lo aspire con fuerza imaginando que estás ahí y suspiro con energía, echándote de menos, pese a no llevar ni un día fuera.

Las horas son eternas si no estás tú, sin tu mano amiga que me eleve cuando empiezo a descender.
Siento paz con tu aroma entrando en mi nariz y creo que sin darme cuenta, empiezo a dormirme poco a poco...

Y sueño con tus manos acariciando mi pierna, subiendo lentamente por mi muslo apartando el camisón despacio, dejando mi blanca piel descubierta para ti. Y se me escapa un gemido mientras hundo mi cara y la restriego en la almohada llena de tu olor.

Pero me doy la vuelta y veo que no estoy soñando, que estás ahí, conmigo "hoy he venido antes, no podía estar mas sin ti" me dices mientras, tontamente, empiezo a llorar.
Siento como su peso hunde la cama, como sus labios comienzan a recorrer mi cara y lame cada lágrima que he derramado. "shh, no llores tonta" Y sonrío como una idiota estirándote de la corbata para evitar que te escapes más por hoy.
Te deshago el nudo y terminas de quitártela, mientras con la otra mano me destapas completamente y dejas mi otra pierna al descubierto. Veo como te quitas la chaqueta, y te pido que te acerques para desabrocharte la camisa despacio, mientras te beso.

No dejas de acariciarme el culo, la espalda, el pelo... mientras estoy arrodillada en la cama apartándote la camisa y dejando tu pecho al descubierto, donde mi boca se va directa, a lamerte, besarte, sintiendo el vello acariciarme la cara en cada mimo que te doy. Pero realmente el que presta mas atención eres tu, que siento tu mano acariciar mi pelo, como si fuese una niña pequeña, como me apartas y me besas con dulzura sin dejar de recorrer mi cuerpo.

Necesito sentirte de manera plena, completa, sin ropas de por medio. Te voy quitando el cinturón, desabrochando el pantalón y lo dejo caer. Te mueves mientras me besas para sacarte los zapatos con los pies, no quieres perder un sólo segundo lejos de mi boca. "Tus dulces labios me enamoraron" me dijiste mas de una vez.
Cuando te tengo completamente desnudo delante de mi, me coges en brazos, haciendo que te rodee la cintura con las piernas, y te sientas conmigo pegada en el filo de la cama.
Me besas el cuello mientras tus manos suben por mi camisón, recorriendo mi cintura, mi espalda, acariciando mis pezones por debajo del raso.

Me agarras del culo apretándome mas contra ti, mientras tu boca se come la mía con desesperación, y siento la necesidad de fundirme contigo, tenerte dentro, sentir como tu cuerpo y el mío se complementan el uno al otro. Amada, deseada, querida, ser por y para ti, tu amante, tu compañera, tu amiga.
Como si me leyeras la mente me tumbas en la cama y te colocas entre mis piernas, sólo besándome el cuello, acariciando mis pechos con delicadeza. Lamiendo mis pezones mientras te paso las yemas de los dedos por la espalda, marcándote con mis manos.

Recorres un camino de besos tiernos por mi vientre, llegas a mis ingles con una delicadeza admirable me lames y me besas, haciéndome suspirar. Me acaricias mi sexo, preparándome para ti, aunque sabes que no hace falta, sólo te necesito dentro y con urgencia.
Entras en mi despacio, provocando una lenta tortura de sensaciones placenteras. Te rodeo la cintura con las piernas, prohibiéndote que me dejes ir o que huyas de mi. Entrelazas tus manos con las mías mientras me besas y nuestros pechos se rozan con el vaivén de nuestros movimientos, con el dulce baile del amor, entrando y saliendo. No es sólo sexo, es amor, pasión, dulzura y mucho sentimiento.

Te mueves despacio dentro de mi, sintiendo cada embestida como me haces tuya, como te adueñas de mi cuerpo, de cada parte de el. No puedo huir de ahí, tampoco quiero, tu peso presiona mi cuerpo y el colchón se hunde bajo nosotros. Me agarras tan fuerte las manos que casi no las siento, pero no importa, me encanta sentir como cada parte de tu conecta con la mía.

Nuestras bocas se rozan, se besan, nuestro aliento choca entre si con cada pequeño gemido que dejamos escapar. Y tus ojos me observan fijamente, donde veo todo lo que sientes por mi y lo que me quieres trasmitir. "Te quiero" susurro entrecortada en tus labios. Y sonríes orgulloso "Y yo a ti, pequeña".
Poco a poco, con este dulce movimiento siento como me elevo a las estrellas, como tus manos me agarran para no dejarme escapar, y me dejo ir, dando el poder al orgasmo de apoderarse de mi y tensarme con tu erección dentro de mi cuerpo, corriéndome para ti mientras tus besos atrapan hasta el último de mis gemidos.

No se el tiempo que pasa, por que me quedo completamente aturdida, cansada, extasiada... pero siento como sigues embistiéndome, conteniendo tus ganas de darme con mas fuerza, pero se que hoy lo haces por mi, por que necesito ternura y no buscas tu placer, sino el mío. Tu boca presiona la mía, tensas tu cuerpo y entonces noto como te dejas ir dentro de mi, como te corres en mi interior y callas tus propios gemidos con ese beso, mostrando una debilidad impropia de ti.


Caes rendido sobre mi, recorriendo mi cuello despacio con pequeños besitos tiernos que me hacen sonreír. Te das la vuelta y me acurruco en tu pecho, echándote mi pierna por encima y abrazándote con un brazo mientras mi cabeza sube y baja por tu, todavía, acelerada respiración. Estando en el paraíso de tus brazos, puedo dormirme tranquila, satisfecha y saciada, no sin antes decirte "Te amo mucho mi amor".

4 comentarios:

  1. Lloro (T.T) (snif) ¡Que bonito! (snif) Hace años que no le hablo con esa dulzura a una mujer...
    Mi última pareja mi dejó tan roto, que aún no me he recompuesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado, pero me entristece haber removido momentos malos. Gracias por comentarme siempre, me alegra mucho leerte por aqui ^^

      Eliminar
  2. Un poco exagerado que se ponga a llorar ella por un día de trabajo del otro, que parecía que le había pasado algo xDDD

    Quitando eso (y los varios "más" sin tilde que se te han colado xD) ha estado bien. Bastante poético que se nota es lo que buscabas así que bien hecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. buah te sorprendería las veces que las mujeres lloramos por cualquier cosa, al menos yo XD, como este sensible ese día, me miran y lloro xD.

      Las faltas ortograficas...no termino de controlarlas T__T si alguien me lo hubiese corregido.... ains xD.

      Se, mi intención era hacerlo muy poético, como me sentía en ese momento, melosa, romántica y cursi jajajaj.

      Gracias por opinar, sabes que me encanta que lo hagas :)

      Eliminar